Mi plan D.

¿Quién no ha hecho alguna vez alguna lista?

Los alimentos que necesitamos cuando vamos a hacer la compra, las cosas que tenemos que llevarnos cuando hacemos una excursión o incluso, por qué no, una lista de los chicos que nos gustan.
Eso es lo que le pasa a Mackenzie, que le encantan las listas. Hace listas de todo lo que se le ocurre.


Ella va al instituto junto con Mason. Es su mejor amigo. A decir verdad, son amigos desde que eran pequeños y ella está enamorada (en secreto) de él desde hace mucho.
Kenzie vive con su hermana y con su madre. La verdad que no pasan por un buen momento pues su madre ha recaído en el alcohol.
Es un tema que apenas aparece en la novela, pero que igual ayuda a entender en algún momento los comportamientos de la protagonista.


Hace algún tiempo tuvieron problemas cuando sus padres se separaron... parecía que todo estaba superado y veremos que no, que la madre ha vuelto a las andadas y será Kenzie la que tenga que hacerse cargo de la casa y de su hermana pequeña. Contará como no podía ser de otra forma con la ayuda de Mason, que siempre permanecerá a su lado sin sospechar nada.

Y un buen día, pasará lo que tenía que pasar, Kenzie perderá una de estas listas. La más importante de todas: la de los chicos que le gustan. Y nada más ser consciente de ello, correrá al instituto a ver si llega a tiempo a su taquilla para ver si se la ha podido olvidar dentro o se ha caído en algún lugar cercano y pueda recuperarla. Su gran miedo será que alguien haya podido encontrarla y se rían de ella o peor aún que se divulgue.


Aquí realmente es donde empieza la parte interesante de la novela, desde el momento en que Kenzie pierde la lista.

Su peor pesadilla se ha hecho realidad y la lista se ha hecho pública en el instituto. Todas las taquillas están empapeladas con la lista de chicos que le gustan.




Kenzie dejará de ser invisible para los chicos de la lista, pues empezarán a mostrar un repentino interés por ella, salvo en el caso de uno, su mejor amigo, con quien sucederá lo contrario, y cada vez lo veremos más distanciado de ella.
En algunos casos será como un juego por convertirse en el plan A en vez de en el plan D, ya que serán 4 chicos los que formen la lista y el D tendrá un significado especial.

La historia tiene personajes que consideraríamos clichés: está la típica hermana pequeña que suele ser un poco plasta aunque siempre caiga bien, la chica guapa del Instituto que todas odian porque se cree superior, el típico guaperas deportista que por supuesto será el plan A, y un mejor amigo del que veremos que Kenzie empieza a sentir cosas.

No es para nada mi estilo pero he de decir que se lee fácil y que si os gustan las novelas juveniles de amor, cuenta con todos los ingredientes para que os atrape desde el principio.


Por poner alguna pega, quizá una de las cosas que no me ha terminado de gustar es la repetición de un determinado gesto que hace la protagonista y que aparece continuamente en la novela.

Aquí os dejamos las primeras páginas de la novela por si estáis indecisos y no sabéis si os va a gustar :)
Y si queréis adquirir un ejemplar, no dudéis en acercaros a la Libroteca o rellenar nuestro formulario "Pide tu libro".




Las lecturas del gato.

Si te gustan nuestras reseñas recuerda seguir el blog, nos hará muy felices. Y ya que estás por aquí déjanos un comentario. Si todavía nos quieres más, puedes seguirnos por las redes :)

4 comentarios:

  1. Disfruté de este libro en su día, aunque ya apenas recuerdo mucho porque hace tiempo que lo leí.

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;) Lo leímos antes de vacaciones, pero ahora nos tenemos que poner al día con el blog, jeje.
      Un abrazo gatuno.

      Eliminar
  2. La verdad es que no es mi estilo, pero creo que podria gustarme. Añado a mi lista 💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es no tener estilo, jeje.
      Nosotras cada vez leemos libros más diferentes ;)
      Un abrazo gatuno y gracias por comentar.

      Eliminar