domingo, 9 de abril de 2017

El Gabinete de los Objetos Perdidos


Hoy os traigo la reseña de un libro que llama la atención desde las estanterías. La cubierta y la contra son negras con detalles dorados tirando a bronce. En ella aparece un escarabajo azul que tendrá su protagonismo en la novela y lo más chulo son las guardas: el mapa de Londres con los monumentos más característicos sin olvidarnos del Gabinete de los Objetos Perdidos.

Pero como siempre os decimos, a los libros no hay que juzgarles por sus apariencias, o al menos no sólo por ellas ;).

Todo comienza en una habitación de un hotel en Londres.
Jack tiene que cuidar de su hermana hasta que su madre regrese. El padre de los niños ha desaparecido sin dejar ningún rastro y se temen lo peor, por lo que la madre está visitando algunos hospitales preguntando por él. Tienen prohibido salir del hotel, pero en un descuido, cuando bajan a recepción a por algo de comida, Sadie, la hermana de Jack, cree ver a un hombre muy parecido a su padre y va tras él. Aquí empieza la aventura de Jack y su hermana y de cómo por casualidad o no, acabarán entrando en una tienda de objetos perdidos que realmente es la tapadera del oscuro mundo de los Ministerios Secretos.
La historia está llena de aventura y tiene un ritmo muy trepidante. Jack continuamente está yendo de un lado para otro tratando de encontrar a su padre.

En esta misión contará con la ayuda de Gwen, una chica de 12 años que trabaja de aprendiz en el Ministerio rellenando formularios y que es muy buena sacando conclusiones y deduciendo.
Gwen pertenece a una familia del Ministerio y siempre ha estudiado para trabajar con Rastreadores así que lo sabe todo sobre ellos.
Jack descubre que su padre realmente llevaba una doble vida y que desapareció mientras estaba de misión buscando un artefacto muy importante. Aquí entrará en juego la habilidad de Jack para "flashear", esto quiere decir que cuando tiene contacto con un objeto, a veces éste puede provocarle un flash o visión. Algo del pasado, reciente o lejano, y en ocasiones de ambos.
Podría parecer que esto le otorga una gran ventaja pero solo da resultado con minerales y no todos actúan de la misma forma. El hierro y el acero conservan muchos detalles, la piedra graba a fondo los recuerdos... descubriremos lo que puede "ver" Jack cada vez que toca uno de ellos y cómo está capacidad le irá dando pistas para resolver el enigma que se planteará en la historia.

La verdad es que es un libro muy entretenido que me lo he leído prácticamente del tirón. Y estoy deseando que pronto podamos disfrutar de nuevas aventuras de esta familia tan peculiar.
Si os gustan los libros middle-grade de fantasía y con tintes de misterio no dudéis en haceros con un ejemplar de esta fantástica historia.

1 comentarios:

  1. Me pareció un libro bastante sencillo, la verdad es que esperaba disfrutarlo un poco más. Un besote :)

    ResponderEliminar

Mándanos tu reseña

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Las Lecturas del Gato, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena