domingo, 5 de febrero de 2017

No hay que juzgar a los libros por sus portadas pero este es bonito por fuera y maravilloso por dentro


Dicen que no hay que judgar un libro por su portada, pero igual que me pasó con "Verne y las mujeres planta", en cuanto vi éste, supe que tenía que leerlo.

No tenía mucha idea de lo que me iba a encontrar en esta lectura, sólo sabía que iba de una chica mitad elfa mitad humana, pero la portada fue suficiente para animarme y sumergirme entre sus páginas.

Zoila es una chica que es, como os comentaba, mitad elfa. Cuando se enfada o se pone nerviosa, sus orejas digamos que cambian, se vuelven puntiagudas, al más puro estilo élfico.
Ella intenta controlarlo pero como no es capaz termina por esconderse o intenta ocultarlas con su pelo.
Su hermano, es igual que ella, es decir que ambos son mitad elfos y ambos poseen un don que les permite comunicarse entre ellos sin necesidad de hablar en voz alta.

La historia comienza en el bosque, cuando un elfo ya mayor es herido de gravedad por una pantera y su hijo, el sucesor en principio de este mundo de elfos, es llamado por el grupo para ver si posee "la marca" y es, como siempre han creído, el elegido.
Pero el elfo no tiene la marca, por lo tanto es imposible que lo sea.

Es en este momento, cuando se dan cuenta de que no lo es, cuando comenzará la verdadera aventura del libro.
El elfo emprenderá entonces un viaje para ir en busca de Zoila (ya veremos que conexión tienen) y lograr convencerla para que le acompañe al bosque.

La historia transcurre en dos escenarios, en el bosque donde viven los elfos y en la ciudad donde Zoila vive junto con su hermano y su abuela quien está al cargo de los dos.

En esta primera entrega, ya que se trata de una trilogía, descubriremos algún que otro secreto familiar, contaremos con un poquito de amor y sobretodo conoceremos un mundo élfico que la autora, Chiki Fabregat, ha sabido crear con unas cuidadas descripciones que nos ayudan a recrearlo perfectamente en nuestra imaginación.

No quiero adelantar nada ni hacer spoiler, pero por momentos me he sentido Zoila andando entre las conexiones de los árboles.

No me equivocaba al dejarme llevar por la portada porque he disfrutado mucho de la lectura de esta novela y me he quedado con ganas de segunda parte, que por supuesto leeré en breve porque ya está publicada.
¡Así da gusto!

Y a vosotros ¿Qué os parece? ¿Os llama la portada o la historia? ¿Habéis leído ya la aventura de Zoila? Quizá es una buena opción para completar la casilla blanca del  #RetoLiterarioDelGato ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mándanos tu reseña

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Las Lecturas del Gato, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena