martes, 27 de septiembre de 2016

"Titeres de la magia" Una novela para aquellos que nunca abandonan sus sueños.


Volver a Marabilia ha sido estupendo. He de reconocer que Iria y Selene han logrado una vez más que disfrutara de cada página.

En esta nueva novela, las autoras nos vuelven a transportar a Marabilia, concretamente a Idyll y la torre de los nigromantes donde conocemos a los dos personajes que narrarán esta historia en primera persona y alternando capítulos, Clarence y Hazan, siguiendo la estructura de "Sueños de Piedra" donde eran Arthmael y Lynne quien narraban las escenas.

A Hazan lo conocemos de "Sueños de piedra" el joven aprendiz de mago ha crecido convirtiéndose en un hombrecito que lucha por encontrar su lugar y llegar a ser nigromante, pero sigue siendo ese personaje tímido y algo inseguro. Clarence es su joven tutor y además uno de sus mejores amigos en la torre, quizá el único. Pese a ser un gran nigromante y haber pasado horas y horas estudiando, Clarence nunca ha abandonado la tranquilidad de la torre donde vive esperando a convertirse en el director.

Un día, ambos deberán abandonar la estabilidad que les proporciona la Torre de Idyll para lograr encontrar al creador de unos venenos que están siendo comercializados en Marabilia y a los que, hasta el momento, no se les ha encontrado remedio.

Para Hazan la aventura es algo estupendo, una manera de recordar su pasado y la verdad es que no le resulta tan difícil como a Clarence. 

Empieza aquí una gran viaje para nuestros dos protagonistas donde no sólo vivirán una aventura rodeados de seres fantásticos y peligros sino que se enfrentarán a situaciones que les harán cambiar para siempre.

En esta novela Iria y Selene nos presentan una historia llena de emociones y sentimientos que se centra en sus personajes, sus miedos y sus deseos pero no olvida ni deja de lado las aventuras que caracterizan este tipo de novelas. Conocemos así a seres fantásticos con los que tendrán que luchar o interactuar nuestros protagonistas.

Según avanza la lectura encontramos sorpresas, aunque algo ya habíamos oído, tales como la aparición de personajes de su primer libro, algo que sin duda me ha sacado más de una sonrisa y que agradezco enormemente. 

Creo que el punto fuerte de la novela son los personajes, no sólo porque sean ellos quienes nos cuenten la historia en primera persona sino porque están tan bien construidos que es muy fácil imaginarlos y mucho más fácil aún disfrutar y sufrir con ellos, esta opinión es aplicable, como ya sucedía en "Sueños de Piedra" al resto de personajes que aparecen en ella, siendo la más destacada Ariadne, mejor amiga de Clarence y una grandísima nigromante que no tiene pelos en la lengua.

En "Titeres de la magia" ambas autoras nos transmiten un montón de valores pero lo hacen de una forma tan sutil y a través de las emociones de sus personajes que casi pasa desapercibido para el lector, dejando sólo la idea rondando por la cabeza sin ser una moralina evidente. Algo que sin duda logra que el mensaje llegue más y permanezca aun después de leer su novela.

Sin duda, y sin querer desvelar mucho más, una historia recomendadísima a todos aquellos que disfruten de una buena lectura donde la magia, el amor y las aventuras están muy presentes, pero sobre todo una lectura para aquellos que nunca abandonan sus sueños y no dejan de intentarlo aunque a veces sientan que son "títeres".

1 comentarios:

Mándanos tu reseña

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

© Las lecturas del gato., AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena